La democracia enferma

Foto: Notario Hace más de dos años escribí en esta columna que alcanzaríamos los cuatro millones de parados. Pocos me creyeron. Y menos reaccionaron. Ahora digo que en breve llegaremos a los cinco. Quizá algunos me crean. Pero dudo que reaccionen. Sangran las estadísticas. Colas en los comedores sociales. En las oficinas de empleo. Desahucios. Quiebran las constructoras. Autónomos. Ayuntamientos. Las calles se vacían de noche. Hace frío fuera y dentro de las casas. En los bolsillos. Menos mal que nada importa porque el lunes dan el clásico por televisión.…

Leer más