miguel hernández Pienso 

Miguel Hernández vive en tus ojos

Miguel Hernández murió como vivió: con los ojos abiertos. Sin hacer daño a nadie. Yo lo admiro. Quizá sea una de las personas que más me hayan herido en vida. Y por ambas virtudes: por su incapacidad natural para dañar al prójimo (aunque el prójimo se sienta dañado); y por su extraordinaria lucidez para ver más allá de lo visible. El poeta miliciano se definió a sí mismo como mecanógrafo en su cédula personal. Y no lo hizo, a diferencia de muchos otros, parapetándose tras una identidad falsa por instinto…

Read More
watched-gypsy-mariano-ib-ez Pienso 

Morena de verde luna

No fueron los judíos ni los moros Fueron los reyes cristianos Ella se llamó Isabel Él se llamaba Fernando Cuando firmaron la ley No le temblaron las manos. Félix Grande/El Lebrijano (Persecución, Tientos)   La nación gitana constituye la reserva étnica del magma de lo Flamenco. Al igual que moriscos y judíos, el pueblo gitano también sufrió persecución por distinto. El racismo de Estado. Con la misma crudeza. Pero a diferencia de aquellos, jamás reivindicó un Estado político. Ni un trozo de tierra. Ni un espacio poético. Sólo libertad. Su…

Read More
dejad que me busque la vida Pienso 

Dejad que me busque la vida

  Esta mañana escuché a un locutor de radio defendiendo a ultranza las políticas liberales del gobierno, amparándose en las cifras macroeconómicas. Entonces recordé este artículo que habla de la distancia entre los números y las vidas.   No me creo cómo se cuentan las cifras del empleo. Y mucho menos a quienes me las cuentan. Ya no sólo por el descrédito que se han ganado a pulso a fuerza de repetir mentiras. No me los creo porque no les veo los ojos. A mi amigo XXXX, sí. Hace dos…

Read More
El día de Córdoba Pienso 

Tu hambre mía

Paco Casero también se abotona la camisa hasta el cuello. Un gesto humilde de esa dignidad enraizada en lo más hondo de la memoria andaluza. Como la huelga de hambre. Él me dedicó su foto cuando guardó su primera huelga de hambre hace más de treinta años en Villamartín. En blanco y negro. Los pómulos le sobresalían un palmo de la cara. Y su rostro parecía un reflejo del crucifijo que cubría su espalda. En aquel tiempo el hambre de otro era la tuya. Porque compartíamos la dignidad del que…

Read More