El hermano vivo

SE llaman asimétricos a los hermanos siameses que no comparten por mitad el mismo órgano que los ata y los mantiene vivos. Lo más normal es que peligre la existencia digna de ambos. La separación entonces conlleva irremisiblemente la muerte de uno. Y en la salvación del más fuerte se mezclan, de una forma tan infame como práctica, la ética y la matemática. El más viable debe vivir. Aunque quisiera suicidarse con las manos de su hermano. En el vivo permanecerá el alma del muerto. Y el cuerpo sin vida…

Leer más