Locura fascista

Entre los muchísimos despropósitos del dimitido Gallardón (privatización del Registro Civil, tasas judiciales, ley mordaza, amnistía registral a la Iglesia o ley del aborto),  también consideró “sujetos peligrosos” a los enfermos mentales.  El tiempo ha demostrado que el único “sujeto peligroso” era él.   Artículo publicado en Cordópolis | Hace años llamé “esquizofrénico” al Estado en una columna. Sin ninguna intención peyorativa. Y sin pensar en las consecuencias. A los pocos días recibí la merecida respuesta de una asociación advirtiéndome del daño que hacíamos a los enfermos mentales y a la sociedad…

Leer más